Dirección:
Rambla 25 de Agosto #596 esq. Juan Carlos Gómez
CP: 11000 - Ciudad Vieja
Montevideo - Uruguay
Tel: (598)(2)915 14 46

Antecedentes

Desde el surgimiento de la idea, como necesidad de existencia de una institución que sirviera a canalizar el enorme afecto, admiración y respecto que el pueblo uruguayo en particular, y de otras naciones de Iberoamérica sienten hacia la figura y el legado de don Alfredo Zitarrosa, se tiene la visión de la Fundación Zitarrosa como una gran Sede donde confluya una parte importante de la vida cultural del país, referente de esta y como polo de atractivo turístico en la difusión de la identidad cultural del Uruguay.

A comienzos del 2006 se inició el contacto con el intendente de Montevideo, Dr. Ricardo Ehrilch con el objetivo de presentarle el proyecto Fundación Zitarrosa, sus objetivos y necesidades. Y, a partir de una cordial reunión con el Dr. Ehrlich se han estrechado los lazos entre las dos instituciones recibiendo la Fundación gran apoyo por parte de la comuna en general y particularmente de parte del propio intendente y obteniendo la Declaración de Interés Municipal otorgada al proyecto Fundación Zitarrosa y a sus objetivos.

En este contexto, en julio de ese mismo año la Intendencia Municipal de Montevideo cedió a la Fundación el uso de dos locales comerciales ubicados en la Rambla 25 de Agosto de 1825 nos 590 y 596, esquina Juan Carlos Gómez, en el edificio de la Cooperativa de Vivienda Ciudad Vieja (COVICIVI II). Esta cesión se hizo atendiendo la urgencia de la Fundación de disponer de un lugar físico para funcionar. En dichos locales podrá funcionar temporalmente hasta poder conseguir un edificio con las características necesarias para albergar todas las actividades planificadas a desarrollar por la Fundación en su Sede.

Se entiende fundamental la incorporación de Fundación al circuito cultural que viene gestándose en la Ciudad Vieja pues significará un importante aporte para el crecimiento y la consolidación como un auténtico polo de las artes y la cultura, constituyendo además un atractivo fundamental para el desarrollo del turismo cultural. Afianzando la marca establecida en su momento desde la comuna capitalina de “Montevideo Capital Cultural”.
Asimismo, generar un fuerte movimiento de turismo cultural con público nacional e extranjero es de crucial relevancia para el desarrollo de una actividad que reporta enormes beneficios al país. “Lo cultural” debe ser entendido como capital diferencial que hace que la oferta turística de un país sea única, irrepetible y esté disponible más allá de la temporada estival; al tiempo de ser un elemento clave en la construcción y fortalecimiento de la identidad nacional.

Finalidad

Para llevar a cabo los objetivos de la Fundación, es necesario lograr la concreción del proyecto de acondicionamiento y equipamiento de la sede, base de operaciones a partir de la cual implementar todas las actividades.
Una vez establecida, las actividades se multiplicarán en cantidad y propuestas por lo que el proyecto de acondicionamiento contempla el carácter multifacético de las mismas asegurando sus posibilidades de realización. Las siguientes son ejemplo de algunas de las actividades que tendrán lugar en nuestra sede:

Talleres y Clases: el objetivo es colaborar con el desarrollo de la creatividad artística, buscando promover la preservación de la cultura no material del Uruguay y la región, en especial los géneros culturales de raíz campesina, actuando en primer lugar a favor de la difusión del estilo guitarrístico consagrado por Don Alfredo Zitarrosa. Se prevé el dictado de clases y la realización de talleres en varios rubros, entre otros:

  • Guitarra, guitarrón, y talleres de formación de conjuntos de guitarras, especialmente la conformación en cuarteto. La escuela de Música y Canto Popular se complementa pues con la enseñanza de la Canción Popular y los estilos musicales tradicionales.
  • Talleres de literatura (poesía, ensayo, cuento, etc.)
  • Locución
  • Periodismo
  • Teatro

  • Preservación cultural

  • Otros instrumentos

  • Talleres (creación) de murgas

  • Archivo “Alfredo Zitarrosa”: el objetivo, dentro de un proyecto amplio y complejo, es preservar, procesar, catalogar, y hacer público el acceso, en las condiciones apropiadas, a un valioso patrimonio cultural del Uruguay y la región; esto será posible únicamente si se cuenta con un local adecuado.

    Sala de Exposiciones y Museo: divulgar y dar acceso al público a diversos objetos y artículos documentales y personales del archivo de Don Alfredo Zitarrosa, así como generar espacios para la difusión de la obra de los artistas plásticos

    Biblioteca y sala de lectura: cultivar la lectura, el acceso al libro, especialmente para niños y adolescentes

    Conferencias y Seminarios: promover amplios debates para la solución de los diversos problemas de la cultura y la sociedad.

    Café Literario y Peña de Canto Popular: generación de espacios para la creación artística y su difusión.

    Tienda / Boutique: difusión de la obra de Don Alfredo Zitarrosa y productos de la Fundación, artículos promocionales de interés cultural y turístico.

    Gestión, gobierno y administración de la Fundación: las diversas actividades de la Fundación, requieren un equipo humano de trabajo estable (aprox. 15 personas), grupo que debe contar con las instalaciones y equipamiento apropiados para llevar adelante sus tareas.

    Por tanto se prevé que la sede cuente con las siguientes instalaciones:

  • Archivo y Mediateca
  • Auditorio
  • Aulas
  • Sala de Lectura
  • Sala de Visionado
  • Salas de Exposición
  • Estudio de Grabación
  • Estudio de Televisión
  • Depósitos
  • Oficinas y Salas de Reuniones
  • Cafetería / Peña
  • Tienda Boutique
  • Además de las actividades listadas, es esencial destacar el rol de la Sede como nucleador de ideas y proyectos, ofreciendo un lugar de participación a todos aquellos interesados en desarrollar actividades alineadas con la Misión de la Fundación.

    Una vez que se cuente con un local adecuado, todos los participantes y colaboradores en proyectos de compromiso social, culturales, y de defensa de derechos, tendrán una plataforma sólida para impulsar actividades cada vez más ambiciosos e integradores.